10 tips para las mascotas contra el frío extremo

Las mascotas son muy importantes en una familia y podrían sufrir mucho en el evento de frío extremo que se aproxima para Estados Unidos. En la región norte y el Medio Oeste el frío será extremadamente peligroso y se debe tomar con seriedad. Por tal razón, es importante tomar las precauciones con ellos para evitar situaciones desagradables.

A continuación les daremos 10 consejos aprobados por la American Veterinary Medical Foundation para proteger las mascotas en este tiempo invernal:

  1. Reconozca los problemas: Si su mascota está lloriqueando, temblando, parece ansiosa, disminuye la velocidad o deja de moverse, parece débil o comienza a buscar lugares cálidos para enterrarse, llévelos rápidamente al interior porque muestran signos de hipotermia. La congelación es más difícil de detectar y es posible que no se reconozca por completo hasta unos días después de que se haya producido el daño. Si sospecha que su mascota tiene hipotermia o congelación, consulte a su veterinario inmediatamente.
  2. Conozca los límites: Al igual que las personas, la tolerancia al frío de las mascotas puede variar de una mascota a otra en función de su abrigo, sus reservas de grasa corporal, su nivel de actividad y su salud. Sea consciente de la tolerancia de su mascota al clima frío y ajústela en consecuencia. Probablemente necesitará acortar las caminatas de su perro en climas muy fríos para protegerlos de los riesgos para la salud asociados al tiempo invernal. Las mascotas artríticas y de edad avanzada pueden tener más dificultad para caminar sobre la nieve y el hielo y pueden ser más propensas a resbalarse y caerse. Los perros de pelo largo o de pelaje grueso tienden a ser más tolerantes al frío, pero aún están en riesgo en el frío. Las mascotas de pelo corto sienten el frío más rápido porque tienen menos protección, y las mascotas de patas cortas pueden enfriarse más rápido porque es más probable que sus vientres y cuerpos entren en contacto con el suelo cubierto de nieve. Las mascotas con diabetes, enfermedad cardíaca, enfermedad renal o desequilibrios hormonales (como la enfermedad de Cushing) pueden tener más dificultades para regular su temperatura corporal y pueden ser más susceptibles a los problemas de temperaturas extremas. Lo mismo ocurre con las mascotas muy jóvenes y muy viejas. Si necesita ayuda para determinar los límites de temperatura de su mascota, consulte a su veterinario.
  3. Ofrezca opciones: Como los humanos, las mascotas prefieren lugares cómodos para dormir y pueden cambiar su ubicación según su necesidad de más o menos calidez. Ofrézcales algunas opciones seguras que les permitan variar su lugar para dormir para adaptarse a sus necesidades.
  4. Permanecer en el interior. Los gatos y los perros deben mantenerse adentro durante el tiempo frío. Es una creencia común que los perros y los gatos son más resistentes que las personas al frío debido a su pelaje, pero no es cierto. Al igual que las personas, los gatos y los perros son susceptibles a la congelación y la hipotermia y deben mantenerse dentro. Las razas de perros de pelo más largo y de pelaje grueso, como los huskies y otros perros criados para climas más fríos, son más tolerantes al clima frío; pero no se debe dejar a ninguna mascota afuera por largos períodos de tiempo en temperaturas bajo cero.
  5. Haga algo de ruido: Un motor de vehículo cálido puede ser una fuente de calor atractiva para los gatos salvajes y al aire libre, pero es mortal. Revise debajo de su automóvil, golpee el capó y toque la bocina antes de encender el motor para alentar a los autoestopistas felinos a que abandonen su lugar bajo el capó.
  6. Revise las patas: Revise con frecuencia las patas de su perro para detectar signos de lesiones o daños causados por el frío, como almohadillas de la pata agrietadas o sangrado. Durante una caminata, una cojera repentina puede deberse a una lesión o puede deberse a la acumulación de hielo entre los dedos de los pies. Es posible que pueda reducir la posibilidad de que se acumule una bola de hielo cortando el pelo entre los dedos de los pies de su perro.
  7. Vestimenta: Si su perro tiene un abrigo corto o parece molesto por el clima frío, considere usar un suéter o un abrigo para perro. Tenga varios a mano, de modo que pueda usar un suéter o abrigo seco cada vez que su perro salga a la calle. Suéteres o abrigos mojados pueden hacer que su perro se enfríe. Algunos dueños de mascotas también usan botines para proteger los pies de sus perros; Si elige usarlos, asegúrese de que encajen correctamente.
  8. Prevenga el envenenamiento: Limpie cualquier derrame de anticongelante rápidamente, ya que incluso pequeñas cantidades de anticongelante pueden ser mortales. Asegúrese de que sus mascotas no tengan acceso a frascos de medicamentos, productos químicos domésticos, alimentos potencialmente tóxicos como las cebollas, el xilitol (un sustituto del azúcar) y el chocolate.
  9. Prepárese: El tiempo frío también conlleva los riesgos de condiciones del tiempo severas, ventiscas y cortes de energía. Prepare un kit de emergencia / desastre e incluya a su mascota en sus planes. Tenga a mano suficientes alimentos, agua y medicamentos (incluidos los medicamentos recetados, así como los preventivos contra los parásitos del corazón y las pulgas / garrapatas) para poder pasar al menos 5 días.
  10. Quédese en casa: Los automóviles calientes son una amenaza conocida para las mascotas, pero los automóviles fríos también representan un riesgo importante para la salud de su mascota. Ya estás familiarizado con cómo un automóvil puede enfriarse rápidamente en climas fríos; se vuelve como un refrigerador y puede enfriar rápidamente a su mascota. Las mascotas que son jóvenes, viejas, enfermas o delgadas son particularmente susceptibles a los ambientes fríos y nunca deben dejarse en automóviles fríos. Limite el viaje en automóvil solo a lo que sea necesario y no deje a su mascota desatendida en el vehículo.

Esperamos que estos consejos hayan sido útiles para la prevención con sus mascotas.

Anuncios