Estados Unidos rompe récord de casos nuevos de COVID-19 en un período de 24 horas

Un nuevo pico de contagios se ha materializado en Estados Unidos tras el inicio de la reapertura económica en Estados Unidos y hoy 24 de junio de 2020, se ha establecido una nueva marca de casos positivos de COVID-19 en la nación. Expertos indican que esta no es la llegada de una segunda ola, que se espera para el otoño, si no que se debe a la reapertura sin los controles necesarios.

Según informó The Covid Tracking Project, hasta las 6:25pm EDT se habían reportado 38,672 casos positivos nuevos en el día de hoy. La marca previa era 36,001 casos nuevos y se dio el 25 de abril de 2020.

En los pasados 5 días, un total de 13 estados han visto que se ha superado la marca de casos positivos diarios. Pero hoy, seis estados han roto sus récords, que son Missouri, Oklahoma, Carolina del Sur, California, Florida y Texas, los últimos tres son estados grandes y que parecen ser los estados próximos a ser el epicentro de la pandemia en la nación.

Según las estadísticas, se puede notar que la pandemia está cobrando terreno en los estados de la región sur y oeste de Estados Unidos. Sin embargo, la región noreste que en un principio era el epicentro de la pandemia en la cual destaca el estado de New York, han visto una merma constante. De hecho, los gobernadores de New York, New Jersey y Connecticut indicaron que van a imponer una cuarentena de 14 días a todos los turistas que viajen a sus estados.

Lo positivo al momento es que la cantidad de muertes en Estados Unidos va descendiendo consistentemente. Sin embargo, esto pudiera cambiar en las próximas semanas a medida que evolucione la condición de las personas contagiadas. Sin embargo, podremos ver si los nuevos tratamientos experimentales para remediar la falta de una cura logra que no se eleve mucho la cantidad de muertes comparada con el primer pico.

Según datos de World O Meter, se han recuperado un total de 1,033,994.

Resta continuar monitoreando la situación en las próximas semanas. Las personas no deben bajar la guardia y seguir con las medidas preventivas aunque la economía continue operando con las restricciones que ameriten. Sin embargo, tenemos que destacar lo que varios profesionales de la salud han puntualizado, esta no es la llegada de una segunda ola, es parte de la primera y se debe a una reapertura en la economía sin medidas adecuadas.