Análisis del Invest 96L

La perturbación ha sido convectivamente activa durante gran parte del ciclo diurno actual. Sin embargo, todavía se encuentra en sus primeras etapas de organización, ya que las observaciones derivadas de satélites aún indican una apariencia de onda abierta.

En términos de factores de intensidad, la cizalladura del viento es actualmente lo suficientemente baja como para apoyar el desarrollo, pero debería aumentar en aproximadamente 2 días a un nivel moderado.
Una dorsal subtropical centrada sobre el Atlántico central debería dirigir la 96L hacia el oeste-noroeste a unas 10-15 mph. Sin embargo, un frente frío que emerge sobre el Atlántico occidental debería debilitar esta altura, disminuyendo un poco la velocidad de avance de la perturbación a fines de esta semana.
Algunos modelos lo tienen moviéndose directamente en las Antillas Menores y Mayores, lo que debería dificultar bastante el desarrollo. Algunos modelos tienen una curva hacia el mar, lo que significa que el frente frío podría permanecer el tiempo suficiente antes de que se forme otra cresta por encima de la perturbación. Todo es cuestión de tiempo.
La dinámica del océano no debería ser un problema con respecto a las temperaturas de la superficie del mar o el contenido de calor.
A partir de ahora, las Antillas Menores deben monitorear mientras continuamos recopilando más información, especialmente de los vuelos de reconocimiento programados para el jueves y el viernes, si es necesario, por supuesto.